Qué hacer en Málaga

Qué hacer en Málaga; Málaga, situada en la resplandeciente Costa del Sol en España, ofrece un fascinante crisol de historia, cultura y modernidad, lo que la convierte en un destino ideal para explorar. Desde pasear por las calles adoquinadas del centro histórico y visitar el icónico Museo Picasso, hasta relajarse en las soleadas playas de La Malagueta y sumergirse en la vibrante vida nocturna del Soho, Málaga seduce a sus visitantes. Además, no puedes perderte el majestuoso Teatro Romano y la imponente Alcazaba que dominan el paisaje urbano y ofrecen un viaje al pasado a través de sus ruinas bien conservadas.

 

Reserva tu experiencia creativa
Arte y vino te esperan, ¡apúntate ahora!

1. Museo Picasso Málaga

El Museo Picasso en Málaga no es solo un lugar para admirar arte; es un homenaje a uno de los artistas más influyentes del siglo XX, Pablo Picasso, quien nació en esta vibrante ciudad costera. Inaugurado en 2003, el museo se sitúa en el Palacio de Buenavista, un edificio renacentista andaluz en el corazón del centro histórico de Málaga. Este lugar alberga más de 200 obras de Picasso, proporcionadas por los miembros de su familia.

La colección del Museo Picasso abarca desde los primeros estudios académicos del artista hasta sus últimos pinturas, mostrando la evolución de su estilo y su experimentación con diferentes formas y materiales. Entre las piezas destacadas se encuentran sus famosos cuadros cubistas, cerámicas y grabados que revolucionaron el concepto de arte moderno. Además, el museo organiza exposiciones temporales y actividades que profundizan en diversos aspectos de la vida y obra de Picasso.

El edificio del museo, además de ser una obra de arte en sí mismo con sus patios andaluces y su arquitectura histórica, ofrece un entorno contemplativo para la apreciación del arte. La visita al Museo Picasso es una oportunidad para entender no solo la importancia de Picasso en el arte mundial sino también su conexión personal y profunda con la ciudad de Málaga.

La visita se puede complementar con talleres, visitas guiadas y conferencias que se ofrecen regularmente, proporcionando a los visitantes una experiencia educativa y enriquecedora. El museo también incluye una biblioteca especializada en arte, ofreciendo recursos adicionales a investigadores y aficionados.

Qué hacer en Málaga
Wine Gogh

 

2. La Alcazaba de Málaga

La Alcazaba de Málaga, una majestuosa fortaleza construida por los musulmanes en el siglo XI, es uno de los monumentos históricos más importantes de la ciudad y un testigo excepcional de la época musulmana en España. Situada en una colina en el centro de la ciudad, la Alcazaba no solo ofrece una ventana al pasado, sino también unas vistas impresionantes del puerto y la ciudad.

La estructura misma es un ejemplo destacado de la arquitectura militar islámica en la Península Ibérica, con sus torres, murallas y el intrincado sistema de puertas que permitían una defensa eficaz. Dentro de sus muros, se encuentran hermosos patios y jardines que imitan a los paraísos descritos en el Corán, llenos de fuentes y flores fragantes, proporcionando un respiro pacífico del bullicio de la ciudad moderna.

Un paseo por la Alcazaba es un viaje a través de diferentes capas de historia. Los visitantes pueden ver restos romanos que se utilizaron en la construcción de la fortaleza, así como elementos introducidos por los cristianos que la ocuparon después de la reconquista. El Museo Arqueológico, ubicado dentro de la torre de la Alcazaba, muestra artefactos encontrados en el sitio y alrededores, que cuentan la historia de la ocupación humana de la región desde la prehistoria hasta el periodo islámico.

La visita a la Alcazaba se puede complementar con un paseo por el adyacente Castillo de Gibralfaro, otro impresionante monumento histórico que ofrece aún más vistas espectaculares y una historia rica que se entrelaza con la de la Alcazaba. Juntos, forman un complejo monumental que no solo domina el paisaje de Málaga, sino que también simboliza la rica mezcla de culturas que han influenciado a la ciudad a lo largo de los siglos.

Wine Gogh
Wine Gogh

 

3. Centro Histórico de Málaga

El Centro Histórico de Málaga es el corazón palpitante de la ciudad, donde el pasado y el presente se encuentran. Al caminar por sus calles estrechas y plazas animadas, los visitantes pueden sentir la historia que se remonta a épocas fenicias, romanas, árabes y cristianas. Este entramado de calles ofrece una experiencia cultural única, con sus edificios históricos, museos, iglesias y una vibrante vida callejera.

Uno de los principales atractivos del centro histórico es la Catedral de Málaga, apodada “La Manquita” debido a su torre sur inacabada. La catedral es un impresionante ejemplo de arquitectura renacentista y barroca, con un interior que alberga magníficas obras de arte, esculturas y un órgano considerado uno de los más importantes de España.

Además de la catedral, el centro histórico está salpicado de otros monumentos importantes como el Teatro Romano, que es el vestigio vivo más antiguo de la ciudad y fue redescubierto accidentalmente en 1951. También merece la pena visitar la iglesia de Santiago, donde Picasso fue bautizado, y que es un ejemplo fantástico de la arquitectura gótico-mudéjar.

Para los amantes de la cultura, el centro ofrece una variedad de museos como el Museo Carmen Thyssen, que alberga una impresionante colección de arte español del siglo XIX. Las calles también están llenas de tiendas que ofrecen desde artesanías locales hasta marcas de moda internacionales, junto con numerosos bares y restaurantes donde se pueden probar las delicias locales como el famoso vino dulce de Málaga y las tapas.

El centro histórico también es escenario de numerosos festivales y eventos culturales a lo largo del año, incluyendo la famosa Semana Santa de Málaga y la Feria de Agosto, proporcionando a los visitantes una visión profunda de las tradiciones y la vida cultural de la ciudad.

Wine Gogh
Wine Gogh

 

4. Playas de Málaga

Málaga, situada a orillas del mar Mediterráneo, es famosa por sus extensas y soleadas playas que atraen a visitantes de todo el mundo. La playa más popular de la ciudad es La Malagueta, ubicada convenientemente cerca del centro de la ciudad y flanqueada por un animado paseo marítimo lleno de restaurantes, bares y tiendas. La playa es ideal para aquellos que buscan disfrutar del sol, con sus arenas doradas y aguas claras, además de ofrecer todas las facilidades necesarias como duchas, áreas de juego para niños y acceso para personas con movilidad reducida.

Aparte de La Malagueta, Málaga cuenta con otras playas destacadas como Guadalmar, ideal para los amantes de la naturaleza y los deportes acuáticos, especialmente el kitesurf debido a sus vientos favorables. El Palo, otro barrio pesquero tradicional, ofrece una experiencia más local con sus espetos de sardinas asadas en barcas de pesca. Playa del Campo de Golf es otra opción tranquila, preferida por las familias y aquellos que buscan un ambiente más relajado.

Para los visitantes que buscan algo más que tomar el sol, las playas de Málaga ofrecen una variedad de actividades acuáticas como natación, paddle surf, y paseos en barco. Además, durante el verano, muchas playas se animan con festivales y eventos culturales que incluyen música en vivo y danzas, permitiendo a los visitantes disfrutar de la cultura local en un entorno festivo.

Además de su belleza natural y oferta de ocio, las playas de Málaga son también puntos de encuentro social, donde locales y turistas se mezclan, compartiendo la vibrante atmósfera mediterránea. Esto convierte a las playas de Málaga en más que simples lugares para broncearse; son centros vitales de actividad que reflejan el espíritu acogedor de la ciudad.

Wine Gogh
Wine Gogh

 

5. Caminito del Rey

El Caminito del Rey es una de las atracciones más emocionantes y espectaculares cerca de Málaga, conocido mundialmente por su impresionante paisaje y su sendero vertiginoso. Situado en el Desfiladero de los Gaitanes, este camino fue construido a principios del siglo XX como una ruta de acceso para los trabajadores de las centrales hidroeléctricas situadas entre los acantilados. Después de caer en desuso y deterioro, fue restaurado y reabierto al público en 2015, convirtiéndose en un destino obligatorio para los amantes de la aventura.

El camino, que se extiende por unos 7,7 kilómetros, incluyendo accesos, se eleva a más de 100 metros sobre el río en algunos tramos, ofreciendo vistas panorámicas espectaculares del cañón y las aguas turquesas abajo. El Caminito del Rey es famoso por su pasarela colgante que atraviesa el desfiladero, donde los visitantes pueden sentir la magnitud de la naturaleza mientras están suspendidos prácticamente en el aire.

Además de ser una maravilla para los entusiastas del senderismo, el área alrededor del Caminito del Rey es rica en biodiversidad, con varias especies de flora y fauna que se pueden observar a lo largo del camino, incluyendo águilas, cabras montesas y una variedad de plantas endémicas.

Para aquellos interesados en la historia y la ingeniería, el Caminito ofrece una visión del desarrollo industrial temprano de la región, con sus presas y centrales eléctricas antiguas. El recorrido por el Caminito del Rey no solo es un desafío físico, sino también una experiencia educativa y contemplativa, donde la historia y la majestuosidad del paisaje se unen de manera impresionante.

Wine Gogh
Wine Gogh

 

6. Mercado Central de Atarazanas

El Mercado Central de Atarazanas es un vívido centro de la vida cotidiana en Málaga y un paraíso para los amantes de la gastronomía. Ubicado en un edificio histórico que data del siglo XIX, el mercado se destaca por su impresionante fachada de estilo árabe que fue originalmente parte de los astilleros navales durante el período morisco. La estructura actual combina elementos de hierro, vidrio y madera, reflejando la arquitectura industrial del siglo XIX, mientras que su puerta principal incorpora un arco que es una reliquia del pasado islámico de la ciudad.

Dentro del mercado, los visitantes pueden explorar más de cien puestos que venden una variedad de productos frescos, desde frutas y verduras locales hasta pescados y mariscos recién capturados, carnes, quesos y embutidos. También hay puestos especializados en productos orgánicos y dietéticos, así como una variedad de tiendas que ofrecen especias, frutos secos y otros productos gourmet.

El Mercado Central de Atarazanas no es solo un lugar para hacer compras; es un espacio cultural donde se pueden aprender las tradiciones culinarias de Málaga. Los visitantes pueden degustar tapas y platos locales en los bares y cafés que se encuentran dentro del mercado, ofreciendo una experiencia auténtica que combina el sabor de la comida tradicional malagueña con el bullicio y la energía del mercado. Además, el mercado frecuentemente alberga eventos y talleres que incluyen catas de vino, clases de cocina y otros encuentros culinarios, haciendo de cada visita una experiencia única y enriquecedora.

Wine Gogh
Wine Gogh

 

7. Jardín Botánico-Histórico La Concepción

El Jardín Botánico-Histórico La Concepción está situado a las afueras del centro urbano de Málaga y es uno de los jardines tropicales y subtropicales más bellos y antiguos de Europa. Fundado en 1855 por la familia Loring-Heredia, el jardín fue concebido inicialmente como parte de una finca privada y más tarde fue adquirido por el ayuntamiento de Málaga en 1990 para su preservación y apertura al público.

Este oasis verde se extiende sobre una superficie de más de 25 hectáreas y alberga más de 2,000 especies de plantas de todo el mundo, incluyendo una colección impresionante de palmeras, bambúes, plantas acuáticas y flora tropical. Además, el jardín cuenta con varios edificios históricos de gran valor arquitectónico, como la Casa-Palacio, que ahora alberga exposiciones y eventos, y el histórico Pabellón de Loring, construido en estilo neoclásico.

El recorrido por La Concepción ofrece la oportunidad de disfrutar de un paisaje meticulosamente cuidado con senderos que serpentean entre estanques ornamentales, cascadas y fuentes, creando un ambiente de tranquilidad y belleza natural. El jardín no solo es un lugar para la contemplación y el descanso; también funciona como un centro educativo que ofrece talleres, visitas guiadas y actividades para todas las edades, enfocadas en la botánica y la conservación ambiental.

El Jardín Botánico-Histórico La Concepción es un lugar ideal para los amantes de la naturaleza y aquellos que buscan un escape pacífico de la ciudad, ofreciendo una experiencia única donde la historia, la cultura y la naturaleza se entrelazan armoniosamente.

Wine Gogh
Wine Gogh

 

8. SoHo y el Arte Callejero de Málaga

SoHo, también conocido como el Barrio de las Artes de Málaga, ha experimentado una transformación significativa en los últimos años, convirtiéndose en un vibrante centro de cultura contemporánea. Este barrio, situado entre el centro histórico y el puerto, ofrece una mezcla única de arte callejero, galerías innovadoras y espacios creativos que reflejan la creciente escena artística de la ciudad.

Las calles de SoHo son un lienzo para artistas locales e internacionales, cuyas obras de arte mural transforman los edificios en espectáculos visuales. Estos murales no solo embellecen el área, sino que también ofrecen una perspectiva crítica sobre temas sociales y culturales. El recorrido por SoHo permite a los visitantes experimentar de cerca la diversidad y la creatividad del arte urbano, haciendo de cada esquina una sorpresa visual.

Además de los murales, SoHo alberga el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC), uno de los principales espacios de arte contemporáneo en España. El CAC ofrece una programación dinámica que incluye exposiciones de artistas emergentes y establecidos, performances, conferencias y talleres que son accesibles para todos los públicos.

El barrio también es conocido por su ambiente bohemio, con cafés, bares y restaurantes que ofrecen desde cocina tradicional andaluza hasta opciones internacionales y vanguardistas. Las calles de SoHo cobran vida especialmente durante la noche, cuando los locales y visitantes llenan sus terrazas y disfrutan del ambiente relajado y artístico del barrio.

SoHo no solo es un destino para los amantes del arte, sino también un ejemplo de cómo el arte puede revitalizar y transformar una comunidad, convirtiéndolo en un modelo de regeneración urbana y en un espacio de expresión cultural vital para la ciudad de Málaga.

Wine Gogh
Wine Gogh

 

9. Espetos de Sardinas: Una Tradición Malagueña

Uno de los mayores placeres de visitar Málaga es la oportunidad de probar los espetos de sardinas, una de las tradiciones culinarias más emblemáticas de la ciudad. Este plato simple pero delicioso consiste en sardinas ensartadas en cañas y asadas al carbón en una barca de madera, una técnica que ha sido perfeccionada por generaciones de malagueños.

Los espetos son más que una comida; son una parte integral de la cultura de Málaga y un reflejo de su relación con el mar. Tradicionalmente, los espetos se preparan en los “chiringuitos”, restaurantes al aire libre situados en la misma playa. Aquí, los visitantes pueden disfrutar de las sardinas recién asadas mientras escuchan el sonido de las olas y sienten la brisa del mar, lo que añade una experiencia sensorial completa a la degustación de este plato.

Además de su sabor excepcional, los espetos son conocidos por sus beneficios para la salud, ya que las sardinas son ricas en ácidos grasos omega-3, proteínas y vitaminas. Comer espetos no solo es una delicia gastronómica, sino también una elección saludable.

La mejor época para disfrutar de los espetos en Málaga es durante el verano, cuando las sardinas están en su mejor momento. Los chiringuitos a lo largo de la costa ofrecen una atmósfera festiva donde familias y amigos se reúnen para compartir esta tradición, haciendo de los espetos una experiencia social y culinaria que captura la esencia de la vida en la Costa del Sol.

Wine Gogh
Wine Gogh

 

10. Teatro Romano de Málaga

El Teatro Romano es el monumento antiguo más antiguo de Málaga y un testimonio impresionante de la rica historia de la ciudad. Construido en el siglo I a.C. durante el período de Augusto, este teatro fue redescubierto en 1951 durante la construcción de un jardín de la cultura. Desde entonces, ha sido cuidadosamente restaurado y hoy es no solo un sitio arqueológico, sino también un espacio vital para eventos culturales y performances.

Situado al pie de la Alcazaba, el Teatro Romano ofrece un enlace directo con el pasado romano de Málaga. Los visitantes pueden explorar las ruinas, que incluyen las gradas, la orchestra, el proscenio y la scaena, donde actores y oradores romanos una vez entretuvieron a la ciudad. El teatro también cuenta con un centro de interpretación que proporciona información detallada sobre su historia, arquitectura y la vida durante la Málaga romana a través de exposiciones multimedia y artefactos desenterrados en el sitio.

Además de su valor histórico, el Teatro Romano es un lugar de encuentro para la comunidad, acogiendo eventos como conciertos, obras de teatro y festivales, que permiten a los espectadores disfrutar de actuaciones en un entorno histórico único. Esta reutilización del espacio no solo preserva su legado, sino que también lo integra en la vida contemporánea de la ciudad, haciendo del Teatro Romano un puente entre el pasado y el presente de Málaga.

Estas propuestas reflejan la diversidad y riqueza de experiencias que Málaga ofrece, desde su impresionante patrimonio histórico hasta su vibrante escena cultural y culinaria, cada una contribuyendo a la imagen de una ciudad que es tanto un destino turístico como un lugar vibrante para explorar y vivir.

Wine Gogh
Wine Gogh

 

Wine Gogh

Wine Gogh ofrece una experiencia única y especial que combina la creatividad del arte con el placer de degustar vinos seleccionados. Situado en varios lugares emblemáticos de España, incluyendo Sevilla, este concepto innovador invita tanto a artistas novatos como a pintores experimentados a explorar su lado artístico en un ambiente social y relajado.

En una sesión típica de Wine Gogh, los participantes se sumergen en el proceso de pintar un lienzo mientras degustan diferentes tipos de vino. Cada evento está diseñado para fomentar la relajación y la creatividad sin la presión de alcanzar la perfección. Los instructores guían a los asistentes paso a paso en la creación de su obra, haciendo que el arte sea accesible para todos, independientemente de su experiencia previa.

El ambiente en Wine Gogh es dinámico y acogedor, con música que complementa la experiencia y facilita un espacio creativo donde la conversación y el intercambio de ideas fluyen libremente. Además de proporcionar todos los materiales de arte necesarios, Wine Gogh también asegura una experiencia gastronómica ligera con una selección de vinos que complementan la jornada artística. Cada tipo de vino es cuidadosamente seleccionado para realzar los sabores y mejorar la experiencia general, desde vinos blancos frescos y afrutados hasta tintos más robustos y complejos.

Esta fusión de arte y vino no solo es una excelente actividad de ocio, sino también una oportunidad para aprender más sobre la pintura y el vino en un entorno divertido y sin pretensiones. Wine Gogh se ha convertido en un punto de encuentro popular para celebraciones, eventos de team building, o simplemente como una forma innovadora de pasar una tarde disfrutando de las pequeñas grandes alegrías de la vida. Es una experiencia que despierta los sentidos, enriquece el espíritu y proporciona recuerdos que los asistentes no olvidarán fácilmente.

Wine Gogh
Wine Gogh

 

 

 

 

wine gogh

 

¡Gracias! Usa el código “welcome5” al finalizar tu compra para obtener tu descuento.

Condiciones del seguro de cancelación

-Cancelación gratuita antes de 4 días.
-Modificación gratuita hasta 24h antes del evento
-Si se cancela durante las últimas 24h, solo se devolverá el 40% en formato cupón
-Si no se notifica, se pierde el 100%
-No hay excepciones.