Cómo pintar un cuadro. Entre técnicas y sutilezas

Cuántas personas quisieran tener lo que llamamos vena artística. Disfrutar de una tarde de arte, utilizar la pintura como actividad para desestresarse, encontrar inspiración, nivelar sus emociones o tan simplemente expresarse y distraerse pintando un cuadro.

Descubre cómo pintar un cuadro

Si realmente crees que tener lo que se necesita para dejar en cada pieza de arte una pintura que hable de lo que internamente visualizas, sientes o deseas. Quieres descubrir e intentar conocer de que eres capaz, convertirlo en tu hobby. Dejarte llevar y vivir la experiencia aunque sea una sola vez. Entonces debes dar el siguiente paso y empezar a conocer cómo pintar un cuadro, hazlo tu mismo.

Indudablemente, para poder iniciarte y saber cómo pintar un cuadro, es fundamental que conozcas las diferentes técnicas, pinturas y materiales con los que trabajarás. Al escoger la que se adecue más a ti, aquella con la que te sientas identificado(a) podrás continuar con el resto.

Un proceso de creación artística puede construirse a partir del interés, la ilusión y el sentimiento de pensar que ciertamente podrás abrir tu mente y dejarte contagiar así como emocionar. Esta forma de expresión llamada arte deja aflorar toda clase de emociones, permitiendo una conexión que a la vez es gratificante, sea cual sea el resultado. Se trata de vivirlo y sentirlo ayudado por la habilidad y el dominio que creas al recibir la técnica.

La desconexión en muchas oportunidades es importante para encontrarte y dejar fluir el artista.  A través de lo aprendido y los materiales precisos conseguirás una muy buena pintura. Desarrollar el arte de pintar involucra técnicas más sentidas. ¿Cómo construir un cuadro? Visualiza tantas técnicas como consideres, puedes explorar sin problema, déjate llevar.

Ahora bien, teniendo clara la técnica que utilizarás o al menos una noción de hacia cuál te inclinas más, ya puedes establecer y adquirir lo básico para lograr tu objetivo. Aprovecho para decirte que muchos de los que aún no visualizan claramente en alguna de ellas se les recomienda que empiecen con la acuarela. Ya que es una de las menos complejas y fáciles de emplear a la hora de pintar un lienzo.

Las 3 cosas a considerar

  1. Espacio físico: Este primer punto es muy relevante, puesto que no solo se trata de espacio físico en cuanto al mobiliario y disposición del mismo. Una de las cosas más importantes es que el lugar sea propio para la concentración e inspiración. Que no haya distracciones y por supuesto poco ruido, pero sí que sea un espacio amplio, con buena iluminación y ventilación.
  2. Materiales: Esta muy claro lo imprescindible que son.  Sin ellos cómo poner en marcha algún trabajo. Procura que estén siempre dispuestos cerca del área a utilizar, no solamente por practicidad sino porque no querrás interrupciones de ningún tipo. Ahora bien, podríamos hablar de una gran cantidad de materiales, pero ciertamente todo dependerá de la técnica que vayas a usar. Así que mencionemos los básicos: Lápices y borradores, papel, pinceles, caballete o superficie lisa y rígida, paleta para pinturas, pinturas, lienzo o papel adecuado para la técnica a utilizar. Recuerda agregar dependiendo de la técnica a utilizar aquellos que son específicos para tu cuadro, debes procurar tener todo a la mano antes de iniciar.
  3. Preparación: Con todo listo para empezar tu fantástico cuadro, lo siguiente que deberás hacer es comprender e interiorizar que el arte es también inspiración. Por tanto, no se puede llevar ni tratar como si fuese una carrera. Pintar, producir algo partiendo de la nada tiene también dentro de su significado la palabra paciencia y esta es sagrada. Así que te toca en este punto respirar profundo y aprender a familiarizarte con todo lo que has dispuesto a tu alrededor para comenzar.

 

Respetar el arte y entender su fuerza te ayudará a prepararte. Además, es imprescindible tener respeto y sumo cuidado por todos los elementos y materiales que están dispuestos para la elaboración de tu cuadro. Atención con la posición y protección de tu caballete, escoge muy bien el área de pintura. Ayúdate experimentando antes con la gama de colores y sus texturas, también con la variedad de pinceles con los que trabajaras. Y qué tal si buscas unos instantes para relajarte e iniciar totalmente renovado, así desees convertir esto en un pasatiempo seguro querrás dar lo mejor de ti.

painting g0ee4f8d03 1920

Aquí tienes cómo plasmar en una superficie tus ideas y las técnicas para pintar un cuadro:

Como ya he dicho son varios los tipos de técnicas que puedes estudiar, aun así aquí te desvelo cuáles son las más recomendadas para emprender tu sueño de pintar. Empiezo por la que precisamente es entre todas la mas cómoda de usar, la  acuarela. En definitiva siempre será la favorita para comenzar. Se trata de una técnica en la que se utilizan pocos implementos y no requiere de espacios amplios ni mucha planificación. Es perfecta para aficionados por la practicidad en su uso.

El resto de técnicas para pintar cuadros no son tampoco materia imposible, así que revisa cuál es la que más te podría interesar y manos a la obra. Entre el resto podrás encontrar la del óleo, la tiza y la acrílica.

Por ejemplo, si lo que deseas es pintar un retrato te cuento que dentro de las diferentes técnicas vas a encontrar muchas otras tantas que te llevarán a realizar distintos formatos. El retrato es uno de de ellos, pero no te agobies, lo que quiero decir es que este es un mundo hermoso e infinito en el que podrás desarrollar un sin fin de rubros.

Hacer un cuadro artístico, pintarlo. Tiene que ver con la creatividad y el conocimiento de los diferentes métodos utilizados para pintar. De cómo la luz incide en el color y la formación de los colores, luz y quebrados, cuáles son los fríos y cálidos, su formación y cómo obtenerlos. Tener perspectiva también te ayudará a la hora de pintar un cuadro. Es este arte de plasmar lo que deseas en tu cuadro, lo que unido al conocimiento adquirido y la ganas de transmitir o representar algo te dará el producto final.

¿Cómo pintar un cuadro?

  • En principio lo más cómodo es que diseñes con lápiz el dibujo de lo que te propones pintar.
  • Luego te vendría muy bien practicar algunos trazos con los pinceles en una hoja aparte para soltar la muñeca y sentir mayor comodidad con el manejo de los materiales e implementos.
  • Posteriormente, un dato es que recomiendan empezar desde afuera hacia dentro, de esta manera podrás ir desde lo más amplio hasta lo especifico.
  • Luego continúa hasta adentrarte en tu dibujo cada vez más y más llegando a los detalles. Concéntrate y procura dejarte llevar, recuerda la técnica para lograr obtener distintas dimensiones y movimiento.
  • Revisa antes de finalizar las texturas y la iluminación, lo que anteriormente se dijo respecto a la luz y cómo influye en tu pintura.
  • Ve por fases, no te apures y por sobre todas las cosas no renuncies,  mucho menos te resignes.  Si te lo has visualizado entonces permítete equivocarte y continua.

pexels greta hoffman 7859481

Datos de interés

  • Qué sucede luego de la práctica. ¿Qué cuadro pintar?, lo mejor es que para ese momento tengas al menos una idea clara de con qué te gustaría iniciar. Podrías esbozar, retratar o ilustrar este primer cuadro con cualquier imagen que aborde tu mente o si prefieres tener previamente visualizado los temas de tu agrado, genial.
  • No necesariamente debes pretender ser un artista profesional, tu humildad a la hora de pintar será un lujo que muchos verán y reconocerán.
  • Internaliza lo que estás sintiendo, recuerda que en el arte de pintar prevalecen la creatividad, el conocimiento y las emociones.
  • Pintar un cuadro podría en el momento ser frustrante, cuando eso ocurra toma una pausa y no permitas que te detengan tus miedos.  Podrías hacer diferentes cosas para ayudarte como intentar otra técnica, pintar un tema diferente, incluir en el lugar donde pintas música relajante, una que te haga sentir bien y en calma. Bajo ninguna circunstancia desistas.

 

En resumen, plasmar en una superficie tus ideas es fantástico, así que ten todo listo y preparado tal y como debe ser, pero al mismo tiempo ábrete y deja que sean las emociones quienes conecten con el conocimiento y no al contrario. Pintar un cuadro debe interesarte, ser entretenido para ti hasta el punto de cautivarte, tanto que logres convertirte en the artist que has imaginado ser.

A pesar de que hacer un cuadro de pintura requiere concentración, también es sumamente delicioso y agradable poder pintar en grupo, con la familia, en pareja e incluso con los niños. Indudablemente, el arte es para disfrutarse y compartir.

Te fijas, pintar un cuadro puede ser muy emocionante y divertido, te lleva a otro nivel intelectual y de mucha inspiración. Si te agrada de seguro lo convertirás en una parte de ti.

Por cierto, luego de que emprendas este viaje no te detengas si así no lo quieres, me refiero a que no sucumbas ante la presión. Te cuento que muchos experimentan emociones contrarias por insistir con una técnica a la cual no logran pertenecer.  Practica muchas veces, hazlo con otras y verás que al final te sentirás a gusto, prueba con varias al mismo tiempo. No te quedes estancado con una sola, cree en tus capacidades ¡Ve por más!

pexels fayzel camila 11659341

 

 

 

 

Newsletter

¡Suscribite y enterate de nuestras ofertas!