10 ideas para pintar un cuadro - WINE GOGH

10 ideas para pintar un cuadro

Pintar un cuadro- Color y arte

Si estás en un momento en el que quieres aprender a pintar, mejorar o simplemente crear la obra que tú quieras, en este artículo te vamos a recomendar 10 ideas para que empieces a pintar un cuadro, ya sea en casa o en cualquier lugar de tu ciudad.

Lo mejor de todo es que es una opción muy económica, además, nosotros te damos las ideas, tú solo tienes que ponerte manos a la obra.

Las 10 ideas para pintar un cuadro

A continuación, te vamos a dejar las 10 mejores ideas para pintar un cuadro que hemos seleccionado para ti y que creemos que, más de una, van a ser de tu agrado. Y si al final decides hacer alguna, no dudes en compartirlo con nosotros en nuestras redes sociales.

¡Empecemos con las ideas!

1. Tu mejor aliado, el arte abstracto

Pintar un cuadro - arte abstracto

Como bien dice el título, el arte abstracto va a ser tu mejor amigo, tu aliado. ¿Hay alguien o algo que diga que cualquier persona no pueda hacer arte abstracto? No, ¿verdad? Por eso, nosotros te proponemos que te pongas manos a la obra y te dediques a pintar tu cuadro aplicando esta técnica.

Lo mejor de esta técnica es que cualquiera puede hacerlo, te puede salir mejor o peor, más colorido o menos, pero haznos caso, puedes pintar tu cuadro independientemente del resultado.

Líate a brochazos y a ver qué sale.

2. La originalidad por delante de la calidad

Pintar un cuadro - Arte original

Bueno, déjanos aclararte este título. Puede que seas un estupendo pintor y que solo estés buscando ideas para pintar tu próximo cuadro, sin embargo, puede que seas un principiante o, como muchos piensan, un negado para la pintura. Pero déjanos decirte que, a no ser que seas un artista profesional, la calidad no es tu prioridad, aunque quién sabe el resultado.

No decimos que no puedas pintar un cuadro de calidad, sino que, como seguramente sea para ti, busca una idea original para pintar un cuadro. No te quedes en los clásicos amaneceres, bodegones, entre otros. Busca ese toque que seguro que tienes y ponte a pintar un cuadro que deje con la boca abierta a los demás, incluso si has obtenido un resultado desastroso.

3. El blanco y negro siempre van a ser tus mejores amigos

Pintar un cuadro - Arte blanco y negro

Siempre se ha dicho que una persona que no sabe vestir puede recurrir al blanco y negro para evitar errores tremendos, pues a la hora de pintar un cuadro creemos que ocurre igual. Quién te puede decir a ti que pintar puntos negros, rayas o lo que se te ocurra, no puede ser arte.

Pintar un cuadro utilizando los colores blanco y negro es una tarea muy sencilla que cualquiera, hasta la persona más torpe del mundo, puede hacer. Así que no pierdes nada por intentarlo, ¿verdad?

4. Mezcla cualquier técnica con el arte DIY

Pintar un cuadro - Arte DIY

En primer lugar, por si no sabes lo que significan las siglas DIY, déjanos decirte que se refieren en inglés a Do It Yourself, que en español significa “Hazlo por ti mismo”. Seguramente estés pensando que si el cuadro lo vas hacer tú, ya es un DIY, ¿verdad? En efecto, no te equivocas, pero déjanos añadirle un extra.

Si lo prefieres, puedes pintar un cuadro aplicando cualquier técnica y centrándote en los materiales clásicos, pero, ¿por qué no añadir un poquito de diversión al asunto? Tal vez es hora de soltar los pinceles y pintar un cuadro con lo primero que pilles, cualquier cosa que tengas a mano, ya sea una esponja, una servilleta o pañuelo, cualquier elemento que sirva como herramienta para pintar un cuadro.

Así que, elige tu objeto y a divertirse.

5. Un clásico para los principiantes, el arte geométrico

Pintar un cuadro - Arte geométrico

Todos, seguro que incluido tú, hemos hecho figuras geométricas en los cuadernos cuando dejábamos volar la imaginación en horas de clase o cuando querías evitar quedarte dormido, siempre era una buena forma de mantener la mente activa.

Por esta misma razón, ¿por qué no pasar del papel al lienzo? Puede ser un poquito más complicado, pero seguro que te lo pasas pipa a la hora de pintar un cuadro mezclando figuras geométricas. Y no te preocupes por el resultado, si está hecho por ti mismo habrá merecido la pena.

Pero si de verdad no te gusta, siempre lo puedes regalar a alguien cercano con alguna excusa. ¡Problema resuelto!

6. Arte inspirado en la vida real

Pintar un cuadro - Arte vida real

Para pintar un cuadro no es necesario que tengas una idea súper creativa o que hagas el cuadro más raro u original de la historia. No, solo necesitas algo que pintar y ponerte manos a la obra. Por eso, nosotros te recomendamos que te inspires en la vida real para pintar un cuadro.

Puedes elegir cualquier cosa, ya sea tu taza favorita, tu mascota si tienes, un árbol, un elemento de la naturaleza que te rodee, etc., todo es válido. Si te sientes valiente, puedes intentar pintar una sala de tu casa o incluso una parte de tu cuerpo, como el ojo, la mano o los labios, lo que sea.

Elige tu inspiración y ponte a pintar un cuadro, ¡no hay excusas!

Te dejamos más ideas para que no te falte la inspiración: una flor o maceta, el mar o un lago, tu disco favorito, un libro, la luna, el sol, el atardecer, un globo, alguna fruta o verdura, y mucho más. Algunos son de más nivel, pero lo puedes dejar para cuando mejores tu técnica y si ya eres un crack de la pintura, adelante.

7. La imaginación en el arte y el arte en la imaginación

Pintar un cuadro - Imaginación y arte

Como bien da a entender el título, el arte y la imaginación son dos cosas que suelen muy de la mano cuando hablas de ellas, además, uno de los motivos por el que estés leyendo este artículo es porque estás en un día en el que tu imaginación no quiere ayudar. Por eso buscas ideas, pero si por el contrario, estás súper creativo e imaginativo, ¡aprovéchalo! Usa el don de la imaginación.

Pero seamos claros, a veces tener una imaginación a lo loco o que se salga de lo normal, puede ser un tanto difícil, por eso te vamos a dar algunas ideas por las que puedes empezar. Seguro que después se te ocurren cuadros más locos que los que te mencionamos. Puedes pintar un cuadro con las siguientes ideas:

  • Una persona que le nace flores de la cabeza.
  • Elige una escena de tu película favorita y recréala tal y como tú te lo imagines. Válido también para tu libro favorito.
  • Un perro volando a lo Iron Man.

Y aquí dejamos las ideas, seguro que a ti se te ocurren muchas más.

8. Arte al natural

Pintar un cuadro - arte natural

 

No sé si estarás pensando en la naturaleza o no, pero si es así, ¡error! Si eres una persona que ya controla un poco el tema del arte o estás probando cosas nuevos, pintar un cuadro de alguien al natural es también una opción.

Si lo pensamos bien y dejamos el pudor un poquitín de lado, las obras de arte casi siempre han girado torno al desnudo hasta algunas obras religiosas, así que ¿por qué no vas a poder hacerlo tú? Aquí el objetivo es que pintes, así que no tienes que posar, pero cada quién es libre de hacer lo que quiera.

Si por el contrario te sigue dando vergüenza, no escojas un modelo, solo dibuja alguna imagen que ya exista, porque si somos sinceros, ni es la primera vez que ves a alguien desnudo ni será la última. Además, tal vez encuentres a alguien y seas el Jack de tu Rose, o viceversa.

Así que a desnudar los pensamientos y a pintar un cuadro al más puro estilo natural.

9. La naturaleza en el arte

Pintar un cuadro - Naturaleza y arte

Siguiendo con lo natural, ahora sí te sugerimos que pintes cualquier elemento de la naturaleza que te rodee. Esto también podría formar parte del arte inspirado en la vida real, pero la naturaleza es tan inmensa que merece un punto para sí misma.

Así que, una idea perfecta es empezar a pintar un cuadro con cualquier elemento de la naturaleza, ya sea el sol, la luna, una nube, diferentes flores, incluso el cielo. Todo lo que se te ocurra.

Además, si quieres darle un toque de originalidad, siempre puedes mezclar la naturaleza con tu imaginación. Tras el resultado, Dios sabrá lo que puede salir de ahí.

10. El color en el arte

Pintar un cuadro- Color y arte

Por último, pero no menos importante, el color. Una cosa que caracteriza cualquier obra de arte es el color, ya sea que elijas desde el color más triste al más alegre del mundo. No es exactamente una técnica ni tampoco una idea en la que te puedes inspirar, pero el color siempre ayuda.

Si no tienes una idea o simplemente quieres probar a ver qué sale, haz algo similar al arte abstracto, dedícate a soltar colores a lo loco, a mezclarlos y a ver qué sale. Puede salirte una obra de arte bastante regular, pero tal vez te sorprendas y crees la mejor obra que nunca hubieras imaginado.

Así que elige los colores que más te gusten y a ponerse a pintar un cuadro tan colorido que sea difícil de mirar, o no.

 

Ya te hemos dado nuestras 10 ideas, incluso alguna más, así que ya solo queda que te pongas mano a la obra. Además, si no tienes material o no quieres ponerte a pintar un cuadro solo en casa, no te preocupes, ven a Wine Gogh y reserva tu plaza para venir a disfrutar y pintar un cuadro digno de cualquier idea que salga de tu cabeza.

Lo mejor de todo es que, aunque nosotros te proponemos diferentes opciones a la hora de pintar un cuadro, tú puedes hacer lo que quieras, así que si te gusta alguna de las ideas de este artículo, solo tienes que venir y ponerte manos a la obra.

 

 

 

 

 

Newsletter

¡Suscribite y enterate de nuestras ofertas!

Abrir chat
Hola, ¿Quieres reservar ahora?